La empresa SAP no tiene previsto adquirir más empresas en el futuro. Así lo ha anunciado la compañía alemana, que en septiembre del año pasado compró la empresa Concur por 7.400 millones de dólares. Tras esa gran operación, se especuló con la posibilidad de que SAP pudiera adquirir otras compañías, pero su CFO, Luka Mucic, lo ha descartado de pleno.

SAP considera que ya disfruta de una posición privilegiada en el mercado, por lo que no tiene la necesidad de hacerse con más empresas, según ha explicado Mucic en un encuentro reciente con periodistas. Además, la firma alemana también ha declarado no tener muchas opciones en el mercado, pues, a su juicio, incluso empresas pequeñas cuentan con valoraciones excesivamente elevadas para poder ser adquiridas, mientras que otras compañías ofrecen líneas de productos que no complementarían las suyas.

Mucic ha afirmado que SAP tiene como prioridad actual reducir su deuda, por lo que está invirtiendo en una política de austeridad. Es en este contexto que la empresa alemana anunció a principios de año que prescindiría del 3% de su plantilla, unos 3.000 empleados. La empresa tiene como objetivo que la deuda pendiente se sitúe en los 9.3000 millones al finalizar el año, una reducción de 1.700 millones de euros en comparación con sus cifras actuales.

SAP espera lograr una mayor “flexibilidad” interna de cara al 2017, ha explicado su CFO, un objetivo que están bien encaminados a lograr, de acuerdo con un análisis de Morgan Stanley publicado en julio. Según el informe, SAP está logrando compensar el declive de sus ingresos de licencias de software gracias a nuevas ventas centradas en el cloud-computing.